Posdata: Despiértame cuando haya muerto por Juan Davíd Hernández Upegui

April 24, 2019

Posdata: Despiértame cuando haya muerto por Juan Davíd Hernández Upegui

Titulo del libro: Posdata: Despiértame cuando haya muerto

Autor: Juan Davíd Hernández Upegui

Número de páginas: 266 páginas

Fecha de lanzamiento: January 9, 2016

Editor: Ediciones Alféizar

Descargue o lea el libro de Posdata: Despiértame cuando haya muerto de Juan Davíd Hernández Upegui en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Juan Davíd Hernández Upegui con Posdata: Despiértame cuando haya muerto

“Te amo, y recuerda que el amor traspasa el horror de la vida, convirtiéndose en inmortal para amarte hasta en la muerte, la que hoy me arrebata este vivir, pero nunca el amor que yo te tengo”
Es la frase que marca la historia de una mujer que en su infancia descubre innocuamente el amor, uno que en su recorrido desata verdades ocultas de su vida tras los engaños de su madre, que paradójicamente le arrebata el amor que la causalidad compensa luego en su consecutivo aspecto. No contento el destino, al encontrar su verdadero amor por segunda vez, aquella mujer de vanidad extenuada se entera de su enfermedad, ELA, Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad que desdibuja su historia en fragmentos de recuerdos no olvidados, de evocaciones anheladas, y un deterioro físico constante más no mental, el cual le permite sentir y entender cómo la exteriorización de su mente pierde la capacidad de expresar lo que aún vive en su interior, y la exhortación de su espíritu reclama libertad a cambio del atenuante descanso.
Es una historia que encierra paradojas impresionables del amor en su albedrío, y la manumisión del perdón cuando éste es reclamado. Federico Valencia, su amor eterno, probará su afecto a ella, no al cuerpo deteriorado ni a la mente incomunicada de su amor en ella, y ella, la que ahuyentó el misterio de quererlo a su lado, se negará a recibir más desventuras. Ahora era cuestión de no verle nunca más y perder el sabor de sus labios, perder el olor de su cuerpo. Entonces, la reconfiguración de su amor será la libertad de Federico Valencia, y la emoción podrá darle noción a esas vidas perdidas.
Entre recuerdos absortos, el melodrama sustentaba una vida inelegante ante tanto ostento. La rutina en el poderío de vivir y el vivir en la subordinación de crecer.